Antonio de la Torre: “Las generaciones que venís ahora tenéis que apretar. La sociedad os necesita”

Antonio de la Torre, periodista y actor. A sus 47 años se ha convertido en el primer malagueño en ser galardonado con el Premio Málaga Sur en esta 18ª edición del Festival de Cine de Málaga. Abandonó su ciudad natal para formarse, primero como periodista y posteriormente como actor, sus dos pasiones. En su haber un Goya a mejor actor de reparto y otras siete nominaciones, amén de múltiples premios a nivel nacional e internacional.

– Por Javier Gallardo y Marta Espartero. Fotografía Isabel Ruíz

Como medio universitario que somos, tenemos que comenzar la entrevista por esa parte de tu vida. ¿Qué tal la experiencia en la universidad como estudiante de periodismo?
Muy bonita. Fue como un viaje, increíble e irrepetible. En mi caso tiene un componente importante, y es que cuando yo estudié solo había facultad de periodismo en Madrid, Bilbao y Barcelona; yo me fui a Madrid. Tenía el componente de irme de mi ciudad, conocer gente de todos sitios, gente diferente… para mí fue una aventura, como un viaje a Ítaca.

Por un lado estaba el empezar con mi sueño de estudiar periodismo, que era un horizonte profesional en mi vida en una profesión apasionante. Por otro lado el conocer a un montón de gente; salir de Málaga me hizo abrir la mente, además de que me encontré sin esa red de protección, abandoné mi zona de confort, hice los amigos que a día de hoy son como mi familia. Yo creo que empecé a ser otro, me cambia por completo la vida y la manera de entenderla, forjo relaciones que se quedan para siempre. Creo que son los mejores años y supuso una transición entre el niño que era y el hombre en el que me quise convertir.

Fue una experiencia única que recomiendo a todo universitario. Creo que esa etapa de la vida no solo debería ser estudiar, sino hacerlo fuera de tu casa. Creo que esa dualidad sería muy importante, al menos desde mi experiencia, porque cumple la doble función de la formación académica y viaje iniciático que te abre a un mundo nuevo.

Terminas la universidad y ya como periodista consigues una plaza en Canal Sur. Entonces pides una excedencia para estudiar interpretación. ¿Sigues de excedencia?
Sí…

¿Y nos cederías a algunos de los componentes de LA GENERAL tu puesto en Canal Sur?
¡Por supuesto! Quiero decir… A mí conseguir la plaza es algo que me costó mucho trabajo, yo tengo muchos años ya y me han pasado muchas cosas. Yo vengo de la pobreza, mi madre era prácticamente analfabeta y trabajaba desde los doce años… llevo en el ADN la dificultad y tengo mucho respeto al trabajo, a conseguir las cosas y valorarlas.

En el 2017 se acaba mi excedencia, y a día de hoy no está en mis horizontes renovarla, ya que la vida como actor me está dando muchas posibilidades y no creo que necesite de esto. Y en cuanto a lo de ceder la plaza, después de unos años te dejan de guardar la plaza y lo que tienes es una opción de ingreso preferente y cuando sale una nueva plaza es para ti.

Eso sí, corren malos tiempos para el periodismo, o en general por la crisis. Así que por eso las generaciones que venís ahora tenéis que apretar. La sociedad os necesita.

Pasamos a la carrera profesional en la interpretación. ¿Qué supuso Profilaxis en tu carrera? ¿Qué significa Sánchez Arévalo a nivel personal y profesional?
Conocer a un cómplice, un hermano profesional y del alma. Alguien que apuesta por mí en un momento difícil de mi vida y me da la oportunidad de demostrar el actor que llevo dentro.

_mg_6533

Defínenos en una frase lo que es rodar con Álex de la Iglesia.
Una maravillosa locura.

Con Manuel Martín Cuenca…
Crecimiento personal y profesional impagable.

¿Y con Almodóvar?
Entrar al universo de un genio.

En tu carrera hay un punto de inflexión en el que pasas de hacer mayormente papeles cómicos a una vertiente más seria. ¿Es un cambio personal? ¿Del cine español? ¿Ambas cosas?
Personal claramente, me represento a mí mismo. Fue un cambio personal.

Solo has hecho dos proyectos en el extranjero (United Passions y Untitled Jim Loach Project). El inglés, ¿es una asignatura pendiente o simplemente es que prefieres trabajar en el cine español?
Estoy con el tercero (un ‘papelito’ en una serie). He tenido muchísimos proyectos muy interesantes. Tengo pensado hacer más proyectos en inglés.

Has hecho algo de teatro, pero poca cosa. ¿Es por algo en particular?
Hasta 2007 trabajaba en Canal Sur y a la vez hacía algunos papeles. Mientras trabajaba en la televisión podía compatibilizarlo con el rodaje de series o películas, sobre todo los fines de semana, pero hacer teatro era imposible. Entonces, solo he tenido tiempo para hacer teatro desde 2007, por lo que he hecho dos o tres funciones y espero hacer alguna más.

Comentaste una vez que el éxito consiste en explotar las características de los personajes. ¿Consideras que el actor es el dueño del personaje?
No sé si el dueño, pero sí el vehículo. El personaje termina teniendo tus ojos, tus manos, tu mirada, tu alma…

Y hablando de personajes. ¿Qué papel o perfil que no has hecho todavía te gustaría interpretar?
Me gustaría hacer algo sobre la vida de Juanito, el futbolista. Pero claro, tengo más edad que con la que él murió, con lo cual resulta difícil. En general intento interpretar personajes que no he hecho, y estoy abierto a lo que me llegue.

Centrándonos en el festival, eres el primer malagueño en recibir el Premio Málaga Sur. ¿Es una responsabilidad, un honor o ambas?
Un honor, un honor. Una responsabilidad no porque el premio me lo han dado y ya está, no implica ahora nada. Si acaso si ahora mi carrera entra en la deriva pensarán ‘joé, vaya tela… y pensar que a este tío le dimos el premio’. No me lo planteo como una responsabilidad, sino que es un honor y un orgullo, una alegría. El fin de semana ha sido maravilloso e irrepetible en Málaga, con amigos, con familia, con gente de la profesión y un reencuentro imaginario con el adolescente que fui cuando me marché de Málaga.

_mg_6543

Además de este premio tienes otros muchos, si  bien es verdad que casi tantas o más nominaciones, hay quien piensa que eres el eterno nominado. ¿Cómo sienta eso?
Desde que en 2007 dejo Canal Sur y gano el Goya me han nominado siete veces más, me han dado este premio en Málaga, he tenido un montón de proyectos… Es una pasada. En la vida hay que saber disfrutar de lo que te viene, de lo que te dan. Hay que sentirse afortunado, soy inmensamente afortunado. Estoy enormemente agradecido a lo que me ha dado la vida, de la gente que me ha regalado, de las experiencias. Es verdad que parte es por mi esfuerzo en mi carrera, pero también la vida ha sido generosa conmigo y yo como tal la abrazo. Esas nominaciones son también en parte un premio, solo hay que ver que he estado nominado junto a Javier Bardem por Biutiful, Ryan Reynolds por Buried, Luis Tosar por También la lluvia y yo por Balada triste de trompeta. El momento foto con esos tres actores fue increíble, ¡qué nivelón! Yo pensaba ‘tengo mis diez segundos de gloria, vaya pedazo de foto’. O el momento ‘los nominados son…’, ¿no te parece un premio?

En una entrevista durante el festival dijiste que si tuvieras que dedicar un rap sería a Rodrigo Rato, Mariano Rajoy, el Ibex35 o los medios de comunicación. ¿Te atreves a improvisar algo para terminar?
Bueno pues tras esta entrevista ya me voy,
pero espero que no me acompañe Rajoy.

Hay cosas que me cabrean y casi lo mato,
parece mentira lo que ha hecho Rato.

Estoy pensando que hay gente que dice ‘a este tío se la hinco’
pero no hay nadie que cobre tanto como los del Ibex35.

Y por último decir con mucha emoción
que algún día te contrate un medio de comunicación.

Si te gusta, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn

Javi Gallardo

Crecí entre números. Cuando me cansé de calcular comencé a juntar letras. Ahora escribo textos largos para que parezca que sé algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *