Artículo Femenino Singular 2/3: de las trincheras de lo frívolo y lo no tan frívolo

Como en en el pasado 17 de noviembre, el sol se reflejaba en el mar de la costa que lleva su nombre. El segundo asalto de los tres que componen la serie de encuentros de la Fundación Manuel Alcántara cambiaba de sede: del Rectorado al Colegio de Abogados de Málaga. Esta vez, las charlas estarían vigiladas por una primera fila en la que se encontraban el alcalde, el ‘Maestro’ Alcántara, Teodoro León Gross (expresidente de la Fundación) o Antonio Pedraza (presidente de la Fundación) entre otros.

Con menos retraso de lo habitual -que no sin él-, León Gross tomó el micrófono y el atril para comenzar la lista de agradecimientos a los patronos. Tras esto, Ana Barreales se encargaría de tomar el papel de moderadora de la primera mesa, titulada Del género de género al género sin género. Sobre la defensa del periodismo de los temas más “frívolos” -palabra más repetida durante la ponencia- hablarían Rosa Belmonte, Silvia Grijalba, una cómica Emilia Landaluce y Luz Sánchez Mellado.

Cartel de las jornadas organizadas por la Fundación Manuel Alcántara || ISABEL RUIZ
Cartel de las jornadas organizadas por la Fundación Manuel Alcántara || ISABEL RUIZ

Barreales fue introduciendo una por una a las ponentes hasta dejar el turno de palabra en Grijalba. La colaboradora de El Mundo comenzó fuerte su intervención y afirmó: “Es mucho más difícil hablar de los temas cotidianos que hablar de temas que la gente desconoce”. Después de narrar los cambios a lo largo de su carrera, dio paso a Luz Sánchez Mellado. Con una pasmosa sencillez destacó que si algo distingue a las mujeres es la falta de complejos y “el amor por el detalle”. Siguió con una referencia al feedback para cerrar una completa primera exposición. Se encendió entonces el micro de Rosa Belmonte. La bloguera de ‘Enciende y vámonos’ reconoció no tener claro eso de “periodismo de género”. Tras las tres primeras, llegaría uno de los personajes de la jornada: Emilia Landaluce. Provocando el descojone del público desde la primera frase, Landaluce confesaba que no se había preparado nada, “ni siquiera un ‘Dry Martini’”. La joven periodista recordó su paso por el mundo financiero: “Yo culpo al Excel de la crisis”. Luego de una serie de risas en la sala, salió de su boca la frase polémica de la primera conferencia: “A mí, como periodista, me parece mejor Jorge Javier que Ana Pastor”. Tras la intervención inicial de las ponentes, llegaba la segunda parte con mayor libertad para la charla. Sánchez Mellado dejó clara su posición al manifestar que “se equivoca” quien piense que es mejor periodista por hablar de política en vez de televisión. Barreales en su papel de árbitro decidió dirigirse de nuevo a Landaluce preguntándole en qué papel se sentía más cómoda, a lo que Emilia respondía: “Estaría más feliz en los papeles de Bárcenas”.

Llegó el descanso y salió de los bolsillos secretos del público algún que otro snack reservado para recuperar fuerzas. Se sucedían los primeros selfies de los estudiantes con sus ídolos. Asimismo, también resonó en las paredes de la habitación el eco producido por un grito de “me ha tocado el alcalde”. Habiéndose quitado ya el gusanillo, el público -imberbe en su mayoría- emprendió la vuelta a sus sillones.

Las ponentes charlando sobre las trincheras.
Las ponentes charlando sobre las trincheras.

No hubo tiempo casi para sentarse, cuando Lalia González-Santiago ejercía de directora de la segunda mesa para llamar a los presentes al silencio. Bajo el nombre de Mujeres en la trinchera política actual aparecerían cuatro de las personalidades del mundo de la crónica del Congreso: Lucía Méndez, Anabel Díez, Isabel San Sebastián y Esther Palomera. Empezaría la ronda la colaboradora de TVE, Isabel San Sebastián, centrándose en lo “perverso” de mezclar en las tertulias televisivas a políticos y periodistas. Continuó comentando la situación de las mujeres en sus inicios en la profesión hasta que Anabel Díez tomó la palabra. La periodista de El País se refirió a la situación actual dejando en el aire una pregunta: “¿Dónde hay precarización están las mujeres?”. Después de defender el ‘periodismo de trincheras’, el que está en primera línea, le tocó a Lucía Méndez. La cronista de El Mundo se refirió a la importancia de los lectores y de ser consciente de lo que sucede en la sociedad. Además, exclamó: “Las mujeres tenemos que demostrar más y más horas que somos iguales”. Llegaría la tanda a Esther Palomera para que admitiese no haber visto “un periodismo tan agredido desde hace mucho”. Secundada en su idea por Méndez, Palomera prosiguió iniciando una discusión con San Sebastián en la que ésta última se excusaba afirmando que no le importaba realizar entrevistas por sus “piernas bonitas” mientras que la entrevista se hiciese. San Sebastián cogió el gusto a la controversia y dijo: “Los hombres dedican más tiempo a medrar, y nosotras a trabajar”. Continuando con el coloquio, Anabel Díez dejó una de las reflexiones de las jornadas: “Se puede acabar que un medio dé una información veraz porque el ciudadano no esté dispuesto a pagar por ella”. Para zanjar, Méndez recuperó el turno y esbozó en tono autocrítico: “Claro que callamos. Callamos el comportamiento de Juan Carlos durante 25 años, callamos el ‘caso Pujol’, permitimos las ruedas de prensa con plasma. Callamos”.

Consumada la segunda sesión de los encuentros, ya solo resta la última. Ésta tendrá lugar el día 15 de diciembre en el edificio del Rectorado de la Universidad de Málaga y a ella acudirán Ana Pastor, Olga Rodríguez, Almudena Grandes o Elvira Lindo entre otras.

Si te gusta, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *