Bailemos hasta que la muerte nos separe (en el quirófano)

¿Fiesta? ¿Tequila? ¿Mambo Number 5? ¿En un quirófano? ¿What? Hoy en LA GENERAL te traemos en exclusiva only for you una costumbre que tienen los de verde (patrocinados por Heineken) a la hora de operar: escuchar música.

Sí, queridos, mientras estáis en una sala de operaciones, y en cuanto la piña colada (bien es sabido que así llaman al anestésico, confesado por la Dra. Dolores) hace su efecto, estos comienzan poner música cual David Guetta in session. De todos los estilos de música, “la de clásica” suele ser la que la mayoría de cirujanos titulares escogen a la hora de trabajar con el bisturí o la motosierra, pero, como en todo buen quirófano, debe haber democracia helena, se deja y no se toca… El cirujano titular manda y si alguien lo cambia, a uno le espera el pozo de 300 (que todos sabemos que eran 299, uno se salvó [En la historia real fueron 2]).

Desde este medio internacional hemos podido contactar con una enfermera que terminó sus estudios en la Facultad de Ciencias de la Salud de una Universidad que no debe de ser nombrada (D.E.P. Severus Snape) aka Universidad A Tomar por Culo de Teatinos, y nos ha contado cómo son las disputas a la hora de elegir la canción: “Normalmente suelo hablar con todos los médicos y hacemos votaciones tipo Eurovisión sobre qué canciones o qué radio quieren escuchar la mayoría, pero al final viene el cirujano jefe y nos quita el Hard Rock Aleluya para cambiarlo por el La La La, y otras veces nos pone Radio Olé cuando el resto queremos escuchar Beso FM”.

"Este es el puto temazo".
“Este es el puto temazo”.

Por otro lado, hemos hablado con Roberto De Niro, estudiante de 3º de medicina, que nos cuenta que a veces se obra el milagro: “Una vez estábamos finalizando una operación, y mientras cerrábamos al paciente (cerrar = no dejar las tripas fuera), los cirujanos lo hacían al ritmo de Waka Waka, aunque ahora que lo pienso, peor hubiese sido si hubiésemos puesto Let It Bleed (Déjalo sangrar) o Take My Breath Away (Quítame el aliento)”. En otra ocasión: “Una vez trabajé con un traumatólogo que empezó a cantar con todo su equipo en medio de la operación: Ellas no quieren tus besos, si no les das todo el amor de tus huesos”.

Pero esto no es todo, porque desde LA GENERAL hemos podido realizar un estudio sobre las canciones o ritmos top o no tan top que los médicos suelen poner cuando el paciente queda anestesiado:

1. Devuélveme la vida que me la has quitao’
2. Corazón partido
3. Staying alive ah ah ah
4. Fix you
5. Wake me up before you go
6. Cirujano cantando: “…vivir así es morir de amor… yo no quiero más que su vida…”

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. O no.

Comentario del editor: me ha parecido deleznable que no se incluya el Dame Vida de Huecco en la lista de los top.

Si te gusta, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn

Lucía Martos

Improviso todo planificadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *