Cinco soluciones para el paso del metro por el Clínico

Érase una vez una universidad con ansias de ser la más guay del Paraguay. Para conseguirlo, pidió un metro… De los que tienen vagones, no de los de medir. Se sucedieron las hambrunas, guerras, epidemias, y hasta la independencia de la República Democrática Popular de El Ejido. Tras siglos y siglos de espera, el codiciado deseo de los umeños tomó forma.

Los guiños del ojo perdido de Horus, que encabezan cada furgón, cegaban con su fulgor a todos los estudiantes, profesores, limpiadoras, técnicos, investigadores y demás habitantes de la todopoderosa Universidad de Málaga. Todo parecía ser formidable, hasta que en la primera semana de septiembre un turismo colisionó contra nuestro “queridísimo” metro en el cruce en la cuesta que sube al Clínico. Después de este, otros tres accidentes se han producido en el mismo lugar. ¡Vallas!, ¡carteles!, ¡puentes!, ¡un bono comedor!, exclamaban los viandantes.

Así, con motivo de hacerle el trabajo sucio al alcalde -por los siglos de los siglos- Francisco de la Torre, aquí van cinco propuestas para dar solución al problema:

1. Rampa-lanzadera de Hot Wheels

Se presenta como una de las mejores alternativas para evitar los choques entre los vehículos y el tranvía. La estructura consistiría en la elaboración de una rampa, realizada a base de fibras de carbono y chuches manidas del chino, sobre la que los coches se subirían para salir volando al más puro estilo Alerta Cobra por encima del metropolitano. La UMA ya se ha puesto en contacto con la juguetera estadounidense para comenzar con las conversaciones. El principal escollo en la negociación será el conflicto DGT-Hot Wheels debido a la exigencia de los americanos: “Velocidad a tope”.

Circuito de coches de juguete.
Circuito de coches de juguete.

2. Pista de coches de choque

Otra de las opciones sería la de establecer un recinto de un kilómetro cuadrado en el que los turismos colisionasen entre sí y con el metro, cuando el semáforo avise de su llegada. Esta actividad podría desarrollarse tras pagar diez euros por ticket cada vehículo. La solución podría tener una doble vertiente, ya que, además de acabar con el problema de circulación, se antoja como la única forma de rentabilizar la inversión realizada en este medio de transporte. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ya ha pedido un aplauso para esta propuesta porque “está muy bien”.

3. Cartel luminoso de puticlub

El bar de alterne Aquí Moja Hasta Torres y la UMA ya han entablado diálogo para negociar un diseño especializado para el espacio. El letrero mostraría, en constante parpadeo de los colores del arcoiris, el texto “que viene, que viene, eh, eh”. 

4. Escudo protector

La idea se inspira en los ‘escudos deflectores’ que tenían las naves más potentes de la saga Star Wars. La aplicación de estos campos de fuerza se ejercería en los vagones del metro para que estos no se viesen afectados por conductores jóvenes e inexpertos de la Universidad. La UMA ya busca el consejo de Chaves, Griñán y la infanta Cristina, poseedores ya de este genial avance por el que pujan Samsung, Google y Apple.

5. Rotonda de 10 km de diámetro

Esta apuesta llega de la mano del excelentísimo Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón. Aunque ésta no daría solución a la cuestión de la seguridad vial, las glorietas están de moda, y el mismo Fabra ya prevé su futuro: “Va a quedar como mi aeropuerto”. Además, en caso de que se instalase la rotonda, el alcalde ya ha avisado de que abrirá un nuevo Pompidou, o Museo Ruso, o cualquier museo no malagueño en el centro de la suntuosa glorieta.

Si te gusta, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *