Diario de un profano en cine en el Festival de Málaga: Día 1, el desvirgamiento

Este año estoy cubriendo el Festival de Cine de Málaga para este nuestro medio, LA GENERAL, con la peculiaridad de que –como expresa el título– idea sobre el tema tengo poca. A estos eventos van críticos, gente que entiende… y yo, que me cruzo con casi cualquiera de los que pasen por la alfombra roja en otro momento y no los reconozco. Así que estos días os voy a contar cómo se ve el Festival desde los ojos de alguien que, posiblemente, sea como tú, que estás leyendo ahora.

El evento ha comenzado hoy –ayer cuando leas esto–, aunque en los días previos, reconozco, que intenté preparármelo un poco, como si de un examen se tratara. Sinceramente, creo que no va a servir de nada. Cuando abrí por primera vez el PDF con todas las actividades del Festival estaba completamente perdido –ojo, que también influye que está regular organizado–, y a día de hoy sigo igual. La primera decisión fue ir partido a partido día a día. Por suerte, la voz de la experiencia me comentó que cada tarde te mandan la lista de actividades del día siguiente. Salvado.

Pero bueno, además de saber a qué me iba a enfrentar debía saber qué os iba a contar. No voy a desvelar el pastel, pero os adelanto que habrá contenido audiovisual, agendas diarias, crónicas, críticas y por supuesto este diario en el que ¿sincerarme? Y tranquilos, que no seré el único que os cuente lo que pase en el Festival. Eso sí, os aconsejo que estéis muy atentos de nuestro Twitter e Instagram.

Mi primera vez con Álex de la Iglesia
El Festival arrancaba de buena mañana con la proyección de ‘El Bar’, la última película de Álex de la Iglesia –que él mismo considera su mejor obra hasta el momento–, y ahí que fuimos al Albéniz a verla. Era la primera vez que veía algo de Álex en el cine (oye, que sé poco, pero Los crímenes de Oxford y Las brujas de Zugarramurdi –sí, he tenido que buscarlo en Google– las he visto; y otras más antiguas como Muertos de risa y El día de la bestia) y la experiencia no ha estado nada mal.

 

El @festivalmalaga está en marcha. “El Bar”, de Álex de la Iglesia es la primera película en ser presentada.

Una publicación compartida de La General (@lageneraluma) el

He de decir que la película cumple con las expectativas en cuanto lo que se debe de esperar de un director de esta talla y un presupuesto que no será escaso. ¡Ah! Es una mezcla entre thiller y comedia. La trama, desde mi punto de vista, es bastante predecible, pero me hizo reír más de lo que suelen hacerlo las pelis españolas (cuatro o cinco veces en este caso). Si he de quedarme con algo, es con Jaime Ordóñez –el que hablaba muy rápido en Aquí no hay quien viva, para entendernos–, que hace un papelón. Y sin haceros spoiler, solo decir que Mario Casas no sale sin camiseta. La rueda de prensa bastante bien, aunque, como en todos lados, la gente dice muchas tonterías cuando le dan un micro; y me refiero a la “prensa” que ha preguntado.

Como era el primer día, y tampoco es plan de saturarme, volví a casa. Ya por la tarde estuve en la alfombra roja. Así como resumen: había muchas quinceañeras gritando y si trabajas de prensa te sientes como una sardina enlatada. Las actrices, actores y demás elenco muy majos todos, te responden hasta cuando preguntas tonterías.

Y hasta ahí el primer día. Piano piano. Mañana por la mañana más. Ya os contaré.

Si te gusta, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn

Javi Gallardo

Crecí entre números. Cuando me cansé de calcular comencé a juntar letras. Ahora escribo textos largos para que parezca que sé algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *