El equipo de deportes electrónicos de la UMA busca a los teclados y ratones más habilidosos

Braves UMA, como se conoce al conjunto, realizará un torneo de libre inscripción entre diciembre y enero para confeccionar sus plantillas de los videojuegos League of Legends y Heartstone de cara a la competición nacional de universidades que se celebrará el próximo año.

La Universidad de Málaga se adapta a los nuevos tiempos en cuanto a competiciones electrónicas. Braves UMA es el conjunto que representará a Málaga en la competición nacional universitaria de esports, deportes electrónicos que se juegan con ordenadores o videoconsolas.

Miguel Araujo es el delegado del equipo en Málaga. Estudia su último año de Ingeniería del Software y es el vínculo entre el equipo y la organización, OG Series. “Había trabajado con ellos en Gamepolis y buscaban alguien que realizara la función de representante de la empresa aquí”, explica Araujo.

El equipo actualmente busca plantilla para los videojuegos League of Legends (LoL) y Heartstone. Para ello, organiza un torneo local cuyo ganador se alza como titular de la plantilla: una suerte de Trofeo Rector pero organizado por una entidad ajena a la universidad. Las inscripciones, que son gratuitas, se realizan en la página web del evento y finalizan el 10 de diciembre.

El equipo umeño, de verde, no pasó de la ronda autonómica.
El equipo umeño, de verde, no pasó de la ronda autonómica.

Araujo ve “necesario” que las universidades se adapten a este tipo de torneos “viendo la evolución de los últimos años”. “Es increíble a todos los niveles. Es necesario como cualquier otro deporte”, describe. Cita, además, que incluso hay centros “que conceden salas de entrenamiento”.

“El deporte electrónico es evolución: un conglomerado de todos los deportes juntos”. El delegado de Málaga considera como mejor ejemplo “la pasión y la afición” que tienen detrás este tipo de certámenes a nivel internacional. La iniciativa cuenta con el apoyo y difusión del Rectorado. “El año pasado nos mandaron el apoyo para las finales”, dice entre risas.

La competición consta de tres escalones: la primera, a nivel local para la búsqueda de los jugadores; la segunda, a nivel de conferencia (Norte, Sur, Este y Oeste); y la nacional. En total son 32 universidades las que pueden optar al podio.

Aunque actualmente el premio es metálico (5.000 euros al equipo de LoL y 1.000 al de Heartstone), Miguel Araujo reconoce que le gustaría que en un futuro “se convalidasen algunos créditos” ya que los jugadores invierten también mucho tiempo en competir y entrenar.

En la pasada edición tan solo participaron 16 universidades. Por aquel entonces el delegado de Málaga era Antonio Castillo, estudiante de Telecomunicaciones de la UMA y que ahora ocupa la delegación del Sur. “Fuimos a Madrid a las finales presenciales. Quedamos segundas de Heartstone”, se congratula Castillo. El alumno de Teleco, “amante de los deportes electrónicos” considera que es “oportunidad enorme” para que los umeños puedan hacer “lo que les gusta” y los amigos puedan ver a la gente de su clase competir. “Hay buen ambiente porque todos somos estudiantes. Y encima esto tiene muchos futuro. El mejor ejemplo son las becas”, detalla.

Si te gusta, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn

borjadiez

Xornalista con la rabia del estudiante heleno. Buenaventura y Maltiempo guían mi camino. Grecolatino y de barrio. Make Huelin great again. Aspiro a llegar tan alto como Carrero Blanco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *