El gato escondido de Alfred Larios

Nos adentramos en el jardín botánico de la UMA para relajarnos y conocer un poquito más a Alfred Larios, grupo musical y artístico que apuesta por el rock alternativo post-traumático hecho desde Málaga en el verano de 2013.
Fotografías realizadas por Nicolás de Troya

Adrián López (guitarra y voz), Carlos Salado (guitarra), Daniel Gómez (batería) y Borja Reigal (bajo) son los que están detrás de este joven proyecto, que ha lanzado su primer EP de 20 minutos ‘Relatos de ficción’ el pasado 1 de octubre. A su vez, han sido los ganadores del concurso de Bandas Emergentes Rincón de la Victoria 2014; del Premio Oportunidades Suena Málaga Crea 2015 y Premio Nuevas Tecnologías, Málaga Crea 2015.

¿Cómo y por qué surgió la banda?

Carlos: La banda empezó hace un par de años, en 2013. A Adrián le conocía de la tuna, nos conocimos allá por 2011, y en ese momento yo no tenía ningún proyecto de temas propios, él quería empezar una banda y me lo sugirió y decidimos empezar. Más tarde se unieron Borja y Dani, que estaban conmigo en una banda de versiones.

Adrián: Yo tenía un montón de canciones; no tenía con quién hacerlas y llamé a Carlos y surgió el tema.

El pasado 1 de octubre salió vuestro primer EP de 20 minutos, llamado ‘Relatos de Ficción’. ¿Cómo os sentís tras haber realizado tal corto?

Carlos: Muy satisfechos, porque ha sido la primera vez que hemos entrado a grabar en un estudio profesional. Grabarlo todo nos costó mucho esfuerzo porque los temas en un estudio siempre salen siempre diferentes a como los tienes en la cabeza, pero eso también nos gustó; el proceso de mezclas fue muy interesante y lo teníamos casi hecho desde mitad de año, pero hasta ahora no hemos podido presentarlo.

Adrián: Había muchos cabos que atar antes de sacar el disco, y por eso hemos tardado tanto, pero al final ha merecido la pena.

Carlos: Claro, es que un disco no es solamente componerlo y en una semana está listo. Tienes que organizarte para grabar, luego tienes que pensar cuándo vas a presentar, tienes que buscarte a alguien que te haga el diseño, pues nunca lo habíamos hecho de forma tan profesional porque hasta ahora solo teníamos una maqueta que habíamos hecho nosotros mismos en nuestro local de ensayo.

Adrián: Tampoco se había comercializado la maqueta; la hicimos ‘a lo cutre’; la sacamos solo en Soundcloud y Youtube.

¿Os agobiasteis?

Carlos: La gente con quien grabamos, que fue Kraken Sound, un estudio de aquí de Málaga, resultaron ser muy flexibles.

Adrián: Nos dejaron mucho espacio para hacer lo que queríamos con el disco y para sonar como nosotros queríamos, aunque también tuvimos que cuadrar mucho los horarios, y por eso el proceso de grabación fue más lento, y por ello también nos costó un poco más.

Carlos: Estuvo bien porque con ellos era muy fácil comunicarnos. Entendían muy bien cuando queríamos conseguir un sonido en concreto, porque nos gusta mucho cuidar todo cuando nos metemos en el estudio. Con ellos fue muy fácil conseguir las cosas que queríamos.

¿Cuál pensáis que es el single más especial del EP y por qué?

Adrián: Cuando haces un disco pequeño de cuatro temas, le pones mucho empeño a cada uno y cuesta mucho elegir uno. A mí, personalmente, el que más me gusta es ‘Espejos’, porque es el que más me gusta la letra, y me gustó como quedó, pero cada cual tiene su historia.

Carlos: Sí, además fue la primera canción que escuché que había hecho él, y me gustó mucho por la letra también, pero por sonido me quedo con ‘El Cuento De Los Intrépidos’. Es un poco larga, porque son más de cinco minutos, pero refleja muy bien todos los estilos que nos gusta hacer, y tiene una parte más ‘poperita’, más ambiental…

¿Cómo definiríais el sonido de vuestras canciones?

Adrián: Con mucha reverb y mucho efecto.

Carlos: Nosotros intentamos hacer canciones pop en el sentido de que se cantan, hay estribillos, etc.

Adrián: A pesar de que nosotros desarrollamos muchas canciones y siempre hemos escuchado cosas un poco más complejas, e intentamos acercarlo un poco más a la gente para no estar solo nosotros escuchándolo (risas).

Carlos: Exactamente; en casa a lo mejor nos gusta pasar horas escuchando canciones instrumentales de diez minutos pero luego intentamos acercarlas a la gente de forma más resumida. Nos gusta que una canción tenga buen ritmo, entonces nuestro estilo sobre todo viene de influencias como Pink Floyd…

¿En qué o quienes artistas os inspiráis a la hora de componer vuestras canciones?

Carlos: ‘The Smashing Pumpkins’ nos gusta mucho, aunque no somos tan ‘metaleros’ como ellos.

Adrián: Bueno, ellos lo son todo tío.

Carlos: Sí, lo son todo (risas).

Más allá de ser músicos, ¿estudiáis, trabajáis?

Carlos: Yo casi acabo de terminar Comunicación Audiovisual.

Adrián: Yo soy técnico de sonido y de electrónica; estoy terminando de estudiar Electrónica y estoy tratando de ganarme la vida con eso, que no es nada fácil.

¿Cómo lo compagináis con la banda?
Adrián: Eso me pregunto yo también.

Carlos: De hecho, nos hemos pegado una racha ensayando dos o tres meses de 23:00 a 1:30 de la mañana. Muchas veces nos cuesta compaginarnos, porque siempre ocurre que, cuando uno estudia por la mañana, el bajista trabaja por la tarde, y el batería trabaja por la noche… y
por eso a veces se nos hace difícil, pero ¡cuando hay ganas siempre se puede!

¿De qué tratan la mayoría de las letras de vuestras canciones?

Adrián: Yo diría que en éste último que hemos sacado se habla mucho de las dudas que se tiene sobre uno mismo, del miedo del exterior hacia ti…

Carlos: de crisis de identidad, ¿no?

Adrián: Sí, mucha crisis de identidad. Intentamos evitar un poco los temas tan ‘maníos’ ya sobre el amor y todas esas cosas; se ha escrito mucho y ya todo se sabe. Aunque es un tema que da mucho para hablar, nos gusta centrarnos más dentro de lo que siguen siendo las emociones, más que cosas intelectuales; emociones más elaboradas quizás.

Como por ejemplo… ¿experiencias personales?

Adrián: Sí, o de experiencias personales o de imaginación, que al fin y al cabo también surgen de experiencias que has tenido antes.

¿Cuáles son vuestros proyectos futuros?

Carlos: Ahora nos gustaría girar para presentar este trabajo, hacer conciertos fuera de Málaga, que ya la tenemos bastante cubierta, porque este año hemos tocado bastante por aquí, pero sobre todo queremos empezar a pensar, componer y ahorrar para nuestro primer largo o incluso puede que grabemos un mini EP en primavera, porque al ganar el Premio Oportunidades Suena Málaga Crea 2015 nos da derecho a grabar tres canciones de estudio en la Caja Blanca. En principio nos gustaría seguir componiendo más y más, que es de lo que tenemos ganas.

¿Cuál consideráis que es vuestro punto fuerte musicalmente hablando?

Adrián: Yo diría que la guitarra, porque es lo que siempre tenemos más sólido, más cerrado.

Carlos: Para nosotros es complicado componer, porque siempre somos muy quisquillosos y a veces le damos muchas vueltas a las canciones, la estructura… nunca nos gusta lo que hacemos, eso es importante también. El punto fuerte es que si por ejemplo tú vas a ver un concierto de Alfred Larios, vas a tener muchas cosas con las que estar atento aun siendo cuatro, porque nos gusta trabajar no solamente con la composición, sino con la producción del sonido en directo, los efectos que utilizamos para la guitarra…

¿Qué significa la música para vosotros? Es una pregunta obvia, pero había que hacerla

Adrián: Realmente hay mucha gente que dice que la música es su vida. Yo no pienso que sea mi vida, simplemente es una cosa que hago por adicción, una necesidad. Es algo que no puedes evitar. Si por ejemplo estoy en mi casa estudiando pues necesito coger la guitarra cada media hora como mucho y tocar y hacer cosas, sino no me quedo tranquilo; no sabría explicarlo.

Carlos: Es como esa hambre insaciable, siempre. Puedes decir que la música es una forma de escapar, de interpretar la realidad. Es algo tan subjetivo que cada persona tendrá su propia visión.

Ya para terminar… ¿A qué se debe el nombre ‘Alfred Larios’?

Carlos: Nos lo preguntan muchas veces…
Adrián: ¡Y siempre respondemos de forma diferente!

¡Ahora tenéis que ser más originales! A ver qué se os ocurre ahora

Adrián: ‘Alfred’ era el nombre de un gato que yo tenía de pequeño y un día se fue.
Carlos: Y ‘Larios’ es el nombre del hombre que secuestró al gato (mentira).

También podría ser la Calle Larios

Adrián: La gente dice que es de la ginebra, pero no se sabe a ciencia cierta.

Eso de que no se sabe… es un secreto del grupo, ¿no?

Carlos: Nosotros no sabemos realmente de dónde viene el nombre (risas).

A lo mejor hay gato encerrado, y nunca mejor dicho
(Risas).

Nos cuentan que iban a tocar en el Fancine de Málaga, pero hace unos días han confirmado que al final no van a poder acudir porque el bajista está ahora de gira y ese día toca en Barcelona, pero están organizando una especie de ‘mini girita’ de dos conciertos con ‘The Loud Residents’ y ‘Glaciar’ para tocar en un principio un viernes en Granada y un sábado en Madrid. Será en mayo, pero aún no hay nada confirmado.

“¡Paz, amor y Rock&Roll!”.
Ah, y a Carlos no le gusta el jamón serrano.

MINI “TEST DE LA GENERAL”

¿Qué preferís, hamburguesa de un euro o patatas fritas?

Carlos: patatas deluxe.

Adrián: la hamburguesa de un euro.

¿Adelaida de la Calle o Narváez?

Adrián: eso es un futbolista, ¿no? (risas).

¿Adelaida de la Calle, Narváez o Teodoro León Gross?

Adrián: nada más que por Teodoro… qué nombre más potente tiene ese hombre, tío.

Carlos: yo a Narváez no lo conozco; a Adelaida sí, he escuchado de ella y la veo en fotos, pero en persona creo que no existe. Teo creo que es uno que está muy bueno, un profesor de… ¿Periodismo puede ser? (risas).

Si te gusta, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn

Lucía Martos

Improviso todo planificadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *