El nuevo aulario de Comunicación verá la luz el mes que viene

Tras el retraso de tres años en la construcción del aulario en la Facultad de CCCOM, y las complicaciones en cuanto a su apertura, el recinto seguirá sin abrir sus puertas hasta noviembre.
1380025322_0
El Aulario VI tiene un gran césped.

Con la llegada del plan Bolonia (y con ella los graduados), se tenía que tomar una decisión acerca del lugar en el que se impartiría clase a los alumnos que este nuevo plan conllevaba, y, por tanto, la Universidad prometió allá por 2010 d.C. un nuevo aulario. Todo eran risas hasta que esa promesa no se llevó a cabo, lo que se tradujo en manifestaciones por parte de alumnos e indignados ante la falta de atención que se estaba produciendo a sus necesidades. No fue hasta 2012 cuando se comenzó a construir con una inversión de más de 700.000 euros, según informó La Taberna Global. Estas obras, que duraron lo mismo que la construcción de El Escorial, terminaron en 2013, y, hasta aquí todo normal, pero no: aún había que esperar para poder disfrutar del aulario, y entonces fue cuando llegó la parte más divertida y japi para los estudiantes: el tener que esperar un año más para poder respirar adecuadamente en un aulario en condiciones.

Los famosos cables y sus movidas

El principal motivo del prolongamiento de la espera fueron los cables que sobrepasan el edificio y que podían provocar cáncer de tiroides, por lo que 2013 tampoco iba a ser el año afortunado para la apertura, y había que esperar hasta el segundo cuatrimestre en 2014. La problemática se encuentra ahora en la desviación de estos cables, por lo que se tenía que mover la torre de alta tensión, lo que supondría otro coste que se eleva a la cantidad de 250.000 euros. Más tarde surgieron dudas sobre el peligro de estos cables, ya que se trataba de un caso que ni siquiera estaba comprobado científicamente, hasta que en julio de 2014, el ingeniero técnico industrial José Zayas López afirmó que se ha llevado a cabo un informe técnico de medición de los campos electromagnéticos donde se encuentra la línea de alta tensión que atraviesa la Facultad y el parking de Comunicación, así como dentro del aulario. Los resultados concluyeron con que no se superan los valores de máxima exposición permitida a las personas según la normativa, cumpliéndose así las condiciones reglamentarias. Afortunadamente, los únicos que sufrieron cáncer fueron diversas moscas que se arriesgaron a atravesar el recinto. Q.D.E.P. (No es una firma).

Además de todo esto, se descubrió la presencia de fisuras en el suelo del edificio. Se trataba de cuestiones estéticas de poca importancia, según fuentes procedentes de la vicerrectora del Campus.

Welcome to the zulo

cvjbn
Estudiantes saliendo del zulo para comerse el finde.

Mientras se trataban de dar solución a estos problemas, en septiembre de 2013 la Facultad todavía tenía que decidir dónde se impartirían las clases a los novatos de primero. Y qué mejor opción que los aularios de edificio Severo Ochoa, concretamente en los sótanos, popularmente conocidos como zulos, donde la UMA podría comprobar el nivel de supervivencia de los umeños.

¿Queréis ya el nuevo aulario queridos? Pues esperad más

A 30 de septiembre de 2014, el Decano de la Facultad de Comunicación recibió un escrito del Vicerrectorado de Campus y Sostenibilidad, en el que se informaba que se retrasará una vez más la apertura del edificio hasta noviembre, debido a problemas administrativos relacionados con la pendiente recepción del informe de Bomberos para la legalización definitiva del aulario.

Igualmente, fue usado para los exámenes de septiembre de los años 2013 y 2014, y cuenta con seis clases, ventanas (SÍ, VENTANAS), aire acondicionado, enchufes, una conserjería, una rampa (especialmente para los alumnos que sufran deficiencia motriz, así también como facilidades en los baños), un almacén, una sala de limpieza y un unicornio, entre otras cosas. Se espera así que terminen los problemas y los estudiantes puedan contar por fin con un sitio medianamente razonable donde poder recibir clase.

 

 

 

Si te gusta, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn

joseluzafra

Periodista y estudiante (espero que esto nunca cambie). Me considero un humilde crack al que le encanta la pizza, el rock, la cerveza y la pizza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *