El rompecabezas de la nueva conexión Louis Pasteur-Ampliación

La UMA ha comenzado con las obras que se encargarán de unir el bulevar Louis Pasteur con las facultades situadas en la Ampliación. La ejecución de éstas está prevista que finalice antes del comienzo del próximo curso, y con ello facilitar el acceso a las nuevas instalaciones del Campus de Teatinos.
000_0005
Material de obra con la ampliación de fondo

La ampliación del Campus de Teatinos, ¿esos edificios que’stán to’lejos? que diría más de un umeño, es el hogar de los estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial, la Escuela Politécnica Superior, la Facultad de Estudios Sociales y del Trabajo, la Facultad de Comercio y Gestión y la Facultad de Ciencias de la Salud, además de tener proyectadas la Facultad de Psicología y el pabellón de Gobierno de la UMA (actualmente en El Ejido). ¡Ah! Y  unos parques muy bonitos a los que irse en vez de entrar a clase, pero ahora mismo no te dejan entrar a ellos.

Todo umeño, incluidos profesores y trabajadores de la Universidad, se encuentran con que, desde la apertura de los edificios, el llegar a ellos no es misión sencilla debido a las conexiones existentes (salvo en el fantástico metro, o tranvía, o… como lo queramos llamar porque es todo eso y nada a la vez), y es algo que con este proyecto se quiere solucionar.

Las obras del proyecto que unirán el bulevar Louis Pasteur y la ampliación del Campus de Teatinos han comenzado. Hace unas semanas que se publicaba en el Boletín Oficial del Estado la atribución de las obras a una UTE (Unión Temporal de Empresas) formada por Ferrovial Agroman SA, Eailco SM y C. Lasor SL –siendo la primera una empresa que trabaja a nivel nacional y las otras dos locales con amplia experiencia en el sector–, además del presupuesto de la obra –más de 3.500.000 euros– y su plazo (teórico) de ejecución, que será de cinco meses.

This is the ampliación
This is the ampliación

Las obras, si se cumplen los plazos algo que en construcción es utópico deberían estar finalizadas para el inicio del curso 2015/2016. El principal fin de este proyecto, además de “hacer ciudad”, es facilitar la conexión entre ‘Teatinos Viejo’ y ‘Teatinos Nuevo’, sobre todo en transporte público –pues actualmente hay que tomar un ‘bus lanzadera’ para realizar ese trayecto– con un trazado sencillo y directo: un vial paralelo al metro.

En LA GENERAL hemos podido tener acceso a parte de la planimetría del proyecto (muchas gracias al Servicio de Prensa de la UMA que solo tardó cinco semanas en conseguírnoslo), y nos hemos llevado algunas sorpresas. Échale un vistazo:

Así debería quedar el vial si algún día terminan las obras
Así debería quedar el vial si algún día terminan las obras

Nosotros no somos ingenieros de Caminos u Obras Públicas, tampoco arquitectos, pero a simple vista hay algunas cosas que llaman la atención. La primera, ¿dos rotondas que atraviesan el trazado del metro? Pero es que yendo más allá, en el propio terreno te encuentras que una de ellas está en un punto con cambios de rasantes bastante importantes, y si se piensa en el bus, aparece otro dilema… Pero vayamos por partes.

Ante las dudas surgidas sobre el proyecto contactamos con Francisco Delgado, el encargado de las contrataciones externas dentro de Vicerrectorado de Campus y Sostenibilidad, que nos aclaró cada una de las cuestiones que le expusimos.

La UMA siempre usa material de calidad, aunque no sepamos qué es
La UMA siempre usa material de calidad, aunque no sepamos qué es

La primera fue clara, y es que las rotondas que atraviesan el trazado del metro (tranvía) son –siempre a nuestro entender– un peligro. Una opción es que la rotonda se encontrara a otro nivel, y aunque por lógica –no hay espacio suficiente para desarrollarlo– y porque en la propia obra nos habían comentado que no era posible, expusimos la duda sobre si se ejecutaría así. La respuesta fue clara: “No, es inviable esa solución, sobre todo por lo que costaría para el poco tráfico que tendrá esta vía”, y la forma en la que se controlará el tráfico “será mediante semáforos”; es decir cuando se acerque el metro/tranvía (que a estas alturas seguimos sin tenerlo claro) no será posible atravesar la vía –lógico–, pero además uno de los dos carriles que transitan en dirección este-oeste (vaya, de ‘Teatinos Viejo’ a ‘Teatinos Nuevo’) quedará parcialmente inutilizado al tener que parar los vehículos que quieran tomar la rotonda.

Cuando planteamos los problemas de los cruces, particularmente las rotondas, recordando los accidentes que hubo en la intersección próxima al Clínico, aparece de nuevo el tema de la cantidad de vehículos que transitarán: “No es comparable la cantidad de tráfico, en el otro cruce pasan muchos más coches. Además, los accidentes tuvieron lugar al principio; cuando la gente no sabía que los semáforos funcionaban bien”. Parece que la UMA se va a gastar más de tres millones de euros para que pasen dos coches… pero bueno, más allá de eso, se ve que si alguien está dentro de la rotonda cuando el semáforo cambie de color y da la vuelta completa a la misma no es un peligro. En todo caso, esto se arregla porque “en ese tramo el metro va a menos de 15 Km/h”.

Uno de los posibles inconvenientes que se visualizan en el terreno es que la primera rotonda –hablando siempre en el sentido este-oeste– se sitúa sobre la avenida Jenofonte (para entendernos, al final del actual trazado del bulevar, al pasar el complejo deportivo) y está en un punto de cambios de rasantes –como se puede ver en las fotografías– lo que puede provocar más de un accidente al incorporarse a la rotonda o abandonarla, ya que la visión es bastante limitada. Habrá que estar atentos a las obras para ver cómo se resuelve, aunque en la propia obra nos han dicho que hasta dentro de al menos dos meses no se van a empezar a hacer las rotondas.

Aquí vemos como no hay visibilidad con uno de los cambios de rasante (clicka para ampliar)
Aquí vemos como no hay visibilidad con uno de los cambios de rasante (clicka para ampliar)

Antes de seguir planteando nuestras dudas, Francisco Delgado nos cuenta que “esta obra es ‘hacer ciudad’. Lo importante es ‘hacer ciudad’, con lógica para formar tejido”. Que traducido quiere decir que se va a urbanizar todo lo que esté ‘virgen’ en los terrenos de la UMA. Estáis a tiempo de ir a echar un vistazo para en un futuro poder decir eso de “to’ esto era campo”.

Otro problema que se plantea –aunque quien hizo el proyecto no debió pensarlo– es el acceso de los autobuses de la EMT a este nuevo vial, y es que uno de los motivos para ejecutar la obra es que los alumnos no necesiten realizar trasbordo como hasta ahora, al menos eso dijo la vicerrectora de Infraestructuras, Raquel Barco, durante la presentación del mismo.

Aquí es donde el autobús NO va a poder girar
Aquí es donde el autobús NO va a poder girar

A pesar de que desde la EMT nos han comunicado que aún no se han planteado qué línea llegará a la ampliación y su recorrido, lo lógico es que sea el 11. Este bus, que igual te lleva a El Palo que al centro –y no te acerca a Nerja porque la empresa no tiene competencias fuera de la capital–, cuando llega a Teatinos y toma el bulevar Louis Pasteur, pasa por delante de la Facultad de Medicina, llegaría al cruce con la calle Jiménez Fraud y no podría girar a la izquierda (que es por donde se debe ir para llegar al inicio de este nuevo vial), teniendo que –al menos tal y como está ahora mismo la señalización– subir hasta la rotonda del Clínico y volver a bajar, esperando un ceda el paso en un cruce donde el tráfico es enorme (casi tanto como el espacio que necesitaría un autobús para incorporarse a esa vía). El problema no queda ahí, y es que la citada rotonda tiene un radio de giro bastante reducido, por lo que no todos los autobuses podrían realizar este trayecto.

Ante todo esto, Delgado vuelve a tener solución, o al menos respuesta. A pesar de que no consta en el proyecto “eso se va a resolver, aún no hemos encontrado una solución y se ha aprobado”, pero cuando se le pregunta si esa “obra menor” estará terminada en el mismo plazo de cinco meses y dentro del presupuesto inicial, nos indica que sí. Nos comenta que “estamos esperando a tener el trazado definitivo y que se apruebe, pero desde el Ayuntamiento son conscientes del problema y se está trabajando en ello. En el Ayuntamiento están al día de las labores que se están realizando”.

Sea como fuere, si llevan un mes para encontrar la solución y no lo han hecho, igual es que el problema no es tan ‘menor’. Pero como en la UMA todo se resuelve siempre rápido y de la manera más correcta posible –como ocurrió en el Aulario VI de Ciencias de la Comunicación, Isabel Oyarzábal o más comúnmente como ‘el cancerígeno’, que resolvió de forma rápida, sencilla y para toda la familia–, confiamos al 200% de que esto será así.

El único tramo de la obra que no parece una pista de motocross
La única zona que no parece una pista de motocross

Después de todo el repaso teórico de la obra proyectada, cualquiera que se acerque a la zona podrá observar que tras un mes lo que se ha hecho se puede resumir, prácticamente, en mover tierra. Delgado nos comenta que “toda obra tiene su proceso, y el de mover tierra, hacer catas y comprobar el firme es posiblemente el más importante y costoso”, y nos transmite que “la obra tiene un plazo establecido y se está cumpliendo. Esperemos ver el resultado dentro de cuatro meses”. Es en la zona más próxima a la avenida Francisco Trujillo donde podemos observar lo único que actualmente se parece a una calle, con sus arquetas dispuestas y casi preparado para asfaltar; el tramo es de unos 100 metros, pero demuestra que en la UMA se trabaja duro.

Estos son los principales dilemas que nos hemos planteado al ver el trazado previsto para estas nuevas vías. Y tú, ¿cómo lo ves?

Por cierto, no descartamos que este artículo sea el inicio de una saga, y es que la UMA tiene prevista varias fases más de acción en los terrenos colindantes con el actual campus, y si no, echa un vistazo:

Terrenos pertenecientes a la UMA
Terrenos pertenecientes a la UMA
Fases de actuación
Fases de actuación
Si te gusta, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn

Javi Gallardo

Crecí entre números. Cuando me cansé de calcular comencé a juntar letras. Ahora escribo textos largos para que parezca que sé algo.

2 comentarios sobre “El rompecabezas de la nueva conexión Louis Pasteur-Ampliación

  • el 3 marzo, 2016 a las 13:55
    Permalink

    ¿Para cuando está prevista la inauguración?

    Respuesta
  • el 4 marzo, 2016 a las 12:44
    Permalink

    Pues prevista estaba hace cinco meses… En cuanto a lo real, llevamos unos días pendientes de la UMA para conocer eso, entre otras cosas, para publicar un nuevo artículo. En cuanto tengamos noticias os informaremos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *