Izal revienta la Paris 15 con un lleno en su gira 'Despedida'

Izal ha vuelto a conseguirlo. El quinteto madrileño, llamado grupo revelación de la temporada, ofreció el sábado un concierto perfectamente medido en el escenario principal de la sala Paris 15. Fotos de Amanda Villar.

Eran poco más de las 22:15 cuando empezaron a sonar los primeros acordes en la sala Paris 15. El grupo de música Izal comenzaba fuerte su concierto con un público que, más que expectante, estaba desatado. Los saltos y la energía no cesaron desde el principio. Tras Jenna Fischer y Asuntos Delicados, Mikel Izal, vocalista, saludaba al público gritando aquello de “¡Hola Málaga!” mientras concedía una breve tregua para coger aire.

DSC_0821
Foto: Amanda Villar

Con un espectáculo bien aprendido -pero no por ello trillado- el grupo hacía un repaso a los éxitos de sus dos álbumes: Magia y efectos especiales y Agujeros de Gusano al tiempo que recordaba a los asistentes su trayectoria por los escenarios en Málaga:

“En esta sala hemos tocado ya en todos los sitios en los que se puede hacer: hace unos años en la puerta de entrada, ante no más de 90 personas. La segunda, un poco después, en otro escenario delante de unas 300, y hoy por fin en el principal, y somos mil y pico”.

El público no paró de disfrutar: ya fuera tocando las palmas en Palos de ciego, acompañando con sus voces a Mikel (que tocaba el ukelele) mientras sonaba Tu continente o bailando hasta no poder más. El buen rollo era contagioso. El quinteto, formado en 2010, alzaba sus copas entre canción y canción. “Mientras haya calimocho, el mundo seguirá girando” afirmaba el cantante vasco, dejando ver que mucho botellón por el sur no ha hecho.

Tras la pequeña aclaración del porqué de una gira Despedida -harán un parón para ponerse a trabajar en el tercer álbum-, dejaron un adelanto de lo que será el nuevo disco. Sonaba en la Paris 15 “En aire y hueso”.

DSC_0093
Foto: Amanda Villar

Lo que sí quedaba patente es que Izal sabe adaptarse a cada formato. El espectáculo que ofrecieron, distinto de los que han mostrado en la gira anterior orientada a festivales, tenía momentos para todo. Tras sacar el megáfono en Epílogo 3: Resurrección y venganza, un descanso en el ritmo que había tomado el concierto fue la ocasión perfecta para mostrar tres de sus temas en acústico: Sueños lentos, aviones veloces; A los que volveremos y Eco, canción que rescataron de su EP Teletransporte. Respecto a esta última, el cantante ya lo avisó: “No hay concierto en la que no nos la pidan”. La iluminación, pequeñas bombillas situadas en el suelo, e instrumentos musicales poco usuales ayudaban a crear ese ambiente intimista en el que el quinteto arrasa: “Nos recuerda a ese tiempo en el que tocábamos delante de 10-15 personas”.

DSC_0856
Foto: Amanda Villar

Los Izal muestran tablas dando conciertos en salas de un millar de personas. Se notaba la sintonía con el público, tanto, que ni ellos mismos pararon de bailar. El culmen del concierto llegó con Magia y efectos especiales. El grupo aprovechó para mostrar después de este tema el segundo adelanto del próximo trabajo, Tambores de guerra. Continuaron con viejos conocidos que conformaron la traca final del espectáculo: Hambre, Pánico prácticocon el público cantando a pleno pulmón (“Qué grandes sois. No sabéis lo fácil que es este trabajo cuando os comportáis así”) y Agujeros de gusano, que terminó de perfilar esa comunión total con los asistentes.

La banda construyó el ambiente propicio para un final apoteósico: Qué bien sonando mientras caía una lluvia de confeti plateado. Momento que el grupo aprovechó para salir del escenario y volver a escena para rematar la actuación con  Despedida, Prueba y Error y La mujer de verde.

Si te gusta, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn

Un comentario sobre “Izal revienta la Paris 15 con un lleno en su gira 'Despedida'

  • el 24 noviembre, 2014 a las 19:59
    Permalink

    Un texto exquisito, toda una obra maestra! Toda una delicia para mis ojos. Solo de leerlo me dan ganas de llorar. Qué grande tiene que ser la escritora de este artículo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *