La crítica del Fancine: "LFO", "Life after Beth" y "Young Ones"

Miércoles. Como la cartelera del propio Cine Albéniz, que sale cada jueves, el miércoles fue un día de víspera. “¿Seguirá La sal de la tierra mañana?” Nadie lo sabe. Por Kiko Izquierdo.

Lo que es seguro es que hoy jueves acaba esta 24 edición del Fancine, lo que tiene varias consecuencias directas: En primer lugar, en la gala de clausura, que también cubrirá este medio, se dará a conocer el palmarés oficial. Por otro lado, también significa que se han acabado las votaciones del público pues todas las películas a concurso (tanto corto como largometrajes) han sido proyectadas ya al menos una vez. 

Y por último, significa que el Cine Albéniz recupera el viernes su programación habitual y consigue que todos los hipsters de pacotilla que lloran porque no les gustan las pelis del Fancine dejen de llorar. Pero bueno, otros lloramos ahora porque nos olvidamos del pase directo a la Sala 1 y de los 2€ por sesión.

Por esto considero más importante en esta ocasión pararnos menos en cada película para poder hablar de más, esto es: hablaremos de LFO, Life after Beth, Young Ones, The guest y Cruel and unusual (todas ellas a concurso), además de una apuesta personal de lo que sería mi palmarés perfecto (que podréis ver en la segunda parte de este post).

LFO

LFO_OneSheet
Cartel original

Low Frequency Oscillation, que no es el título sino el efecto de sonido al que éste hace referencia. Se trata de una comedia dramática (así, tal cual) centrada en la vida de un estudioso del sonido bastante misántropo que descubre en éste un poder abrumador para la hipnosis.

Alguien preguntó en la ronda de preguntas posterior a la proyección de la película, en la que pudimos contar con Antonio Tublen y Alexander Brøndsted (director y productor respectivamente): “¿De veras es tan potente el sonido?No, claro que no. Ambos aseguraron haber sido asesorados por expertos, y esto queda bastante patente en la profesionalidad y la tecnicidad con la que se trata el asunto.

directores_invitados0463
Estos son los directores // Fuente: UMA

Sobre la película en sí tengo dos principales cosas que admirar: en primer lugar los toques de humor (bastante noreuropeo, por cierto) que dotan a la película de un carácter completamente distinto al que podría haber tenido, algo que se agradece pues podría haber sido un peñazo de la hostia, pero no. Por suerte no. En segundo lugar, algo que me causó muy buena impresión: cómo se construye, transforma y destruye un mundo completo (no el mundo de la película, sino un planeta Tierra) sin salir de un solo espacio: la casa de Robert, el protagonista. Bastante fascinante es esto, pues la película ha sido rodada íntegramente en una única localización, y conseguir tal diversidad de lugares, tanto reales como imaginados, es digno de reconocimiento.

Sin embargo, y aunque en general todo está bastante bien, la película se vuelve un poco redundante hacia la mitad del metraje y esto es posiblemente lo que haya causado que no me haya convencido tanto a pesar de – repito –  ser una película buena. O muy buena, la verdad es que no lo sé muy bien.

Life after Beth

La primera película de Jeff Baena, subtitulada por un buen amigo como “Life after Beth, o cómo sobrevivir a una novia loca del coño”, está grandiosamente protagonizada por Dane DeHaan y es posiblemente la comedia del Fancine. Fantástica en todos sus aspectos, poco tengo que decir de ella a excepción de que es algo más que una comedia para pasar al rato. No reinventa el género zombie como la magistral The battery, que fue emitida el año pasado, pero le da un interesante giro cómico y natural, en cuanto a cómo sería de verdad ver a tus seres queridos convertidos en muertos vivientes.

life-after-beth
Esta es Beth. Pero no la cantante, la de la peli.

Imprescindible e ideal película de hora y media para ver con tus amigos, con tu novia e incluso, por qué no, con tu familia (sin niños pequeñicos, por favó) en ese típico fin de semana del invierno que se acerca en el que no quieres escapar de la manta, a pesar de ser un filme bastante veraniego y, sobre todo, fresco.

Young Ones

No. Si de It Follows decía , de esta digo rotundamente no. Ganadora del Mejor Guion en Sitges para Jake Paltrow (también director y productor, hermano de Gwyneth Paltrow, ganadora de un Oscar por la pastelada esa de Shakespeare in love), la película es una decepción constante. El mismo amigo que subtitulaba Life after Beth me decía de Young Ones que molaba porque era como el típico western de venganza pero futurista. Mira, no. No niego que esa sea su principal baza, pero no basta para convencer, mucho menos para gustar.

13897-1
Umeño esperando el pago de la Junta del Erasmus

No es que sea un desacierto, un error o que esté plagada de fallos, sino que es sencillamente una película demasiado plana como para producir algo en el espectador. Quizá influyó que tuvimos que verla a las 5 de la tarde, aunque confío en que no fuera sólo eso lo que causó mi desencanto. Lo mejor que tiene es la idea de partida, aunque tampoco demasiado novedosa, y las interpretaciones, que desde mi punto de vista poco puedo achacarles. El resto (el tratamiento de la película, el desarrollo del guion, la música…), pues no. La fotografía bonita, decente, pero no más allá de eso.

En fin, como dije al principio: pues no.

Si te gusta, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *