La UMA y el Consejo de Estudiantes elaboran conjuntamente un plan de ayuda a los refugiados

Las propuestas son varias: desde habitaciones en la Residencia Universitaria Jiménez Fraud y cursos de inmersión lingüística en español, hasta la creación de estudiantes-guía que ayuden con los trámites a los refugiados.

Varios días después de que saliera la luz el comunicado de la CRUE (Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas) referente a la elaboración de iniciativas de ayuda a los refugiados, la Universidad de Málaga, en colaboración con el CEUMA, ha comenzado a confeccionar un proyecto independiente dedicado a hacer más fácil el reasentamiento de los refugiados en la provincia de Málaga.

Entre las propuestas de carácter más inmediato destaca la oferta de una serie de cursos de inmersión lingüística al castellano. “Ofreceremos, desde nuestro Centro Internacional de Español, el personal necesario para ayudar a la gente que venga”, aseguró María Jesús Morales, Vicerrectora de Estudiantes y Calidad. Morales nos confirmó que el rector en funciones, José Ángel Narváez, está en contacto directo con las diferentes instituciones (Ayuntamiento, Junta y Diputación) para conocer cuanto antes el número de refugiados que están dispuestos a acoger.

Los estudiantes no van a ser los únicos beneficiados de este plan de ayuda. La mandataria umeña reveló las diferentes posibilidades de ayuda hacia los profesores que también vengan de aquellos países en conflicto: “Se podrían integrar en grupos de investigación o darles un cargo institucional como la del colaborador-honorario”, declaró mientras descartaba la posibilidad de que estos ejercieran simplemente como profesores, ya que la dotación de plazas de profesorado se encuentra muy “limitada”.

En cuanto al hospedaje, Morales ha solicitado a la Residencia Universitaria Jiménez Fraud la posibilidad de reservar entre tres y cinco plazas para aquellos estudiantes que carezcan de alojamiento. “El plan sigue elaborándose, todavía quedan medidas por adoptar”, confirmó a LA GENERAL la vicerrectora. A pesar de que los presupuestos del año 2015 ya están aprobados, la mandataria espera que se pueda abrir para el año que viene una partida dedicada a “matrículas y becas de ayuda” a aquellos estudiantes exiliados.

Desde el Rectorado se ha pedido al Consejo de Estudiantes que se encargue de organizar el plan de voluntariado para la tutelación y guía de los refugiados que vengan a la UMA. Los voluntarios les ayudarán con todo el papeleo y documentación así como su adaptación en la universidad. “Su función será la misma que la que hacen los cicerone de Destino UMA”, confirmó la Vicerrectora de Estudiantes.

El CEUMA será, además, el encargado de organizar una jornada de sensibilización referente al tema de este exilio masivo de personas procedentes de Siria y Líbano que huyen del Estado Islámico y de la cruenta guerra que viven sus países. “Pensábamos pedir de forma enérgica alguna actuación. Ahora tenemos que estar pendientes de cómo se concretan estas medidas y, por ahora, las intenciones parecen buenas”, manifestó Maximiliano Gámez, presidente del consejo estudiantil.

Morales no descarta que se puedan incluir nuevas propuestas. “Esto es algo que todavía se está diseñando, cabe la posibilidad de crear una ayuda conjunta con las instituciones en general, sobre todo con Diputación y Junta”.

 

 

Si te gusta, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn

borjadiez

Xornalista con la rabia del estudiante heleno. Buenaventura y Maltiempo guían mi camino. Grecolatino y de barrio. Make Huelin great again. Aspiro a llegar tan alto como Carrero Blanco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *