Los paisajes, con o sin niebla, más importantes que la doncella

Una mezcla de película de sobremesa de Antena3 con un capítulo de El Comisario, bien aderezado con paisajes espectaculares de La Gomera, eso es La niebla y la doncella.

Andrés Koppel ha llevado a la gran pantalla uno de los libros de Lorenzo Silva de la Serie Bevilacqua y Chamarro. ¿El resultado? Una película larga en la que destacan las vistas aéreas de La Gomera por encima de una trama donde faltan muchos ingredientes de un filme policiaco.

La historia no es otra que la resolución de un crimen de un joven gomero, un caso que se reabre tres años después del asesinato buscando otro enfoque con dos guardias civiles –Quim Gutiérrez y Aura Garrido– que llegan desde Madrid. Casi dos horas en las que se tratan de reconstruir los hechos y buscar al culpable después de que el primer acusado fuera declarado no culpable.

La película se puede dividir en dos mitades: la primera, en la que te vas metiendo en la historia, conoces a los personajes y disfrutas del Parque Nacional del Garajonay –quizás alguien que no guarde tan buenos recuerdos como yo del lugar ni siquiera eso–, y una segunda en la que te aburres de ver una sucesión de interrogatorios buscando al malo, aderezada con buenos paisajes aéreos de la isla.

El reparto plantea un buen elenco de secundarios desaprovechados, como pueda ser el caso de Roberto Álamo, que podrían haber ayudado a que la película realmente pareciera un thriller, que es el género en el que se le clasifica. A partir de ahora los thrillers no tienen tensión alguna.

No es sencillo hacer una película partiendo de un libro, y La niebla y la doncella no pasará a la historia como miembro de la lista de buenas adaptaciones.

Si te gusta, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn

Javi Gallardo

Crecí entre números. Cuando me cansé de calcular comencé a juntar letras. Ahora escribo textos largos para que parezca que sé algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *