María Gámez (PSOE Málaga): “Hemos convertido al botellón en un problema político por falta de modelo alternativo”

  • El metro no lo puede dar todo y menos en una ciudad media como esta”.
  • “El Área de Juventud no está dando un servicio que identifique a los jóvenes”.
  • La gente joven creo que tiene ganas de hacer muchas más cosas que irse de botellón“.
  • “El Soho fue una creación artificial por parte del Ayuntamiento”.
  • Como punto de partida, yo no quiero pactar. Yo quiero gobernar”.
María Gámez, candidata del PSOE a la alcaldía de Málaga. || ISABEL RUIZ
María Gámez, candidata del PSOE a la alcaldía de Málaga. || ISABEL RUIZ

Mantener esta charla en las oficinas del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Málaga no fue nuestra intención, pero al final resultó ser la única opción viable. Algo así le sucedió a María Gámez (Sanlúcar de Barrameda, 1969) cuando la designaron cabeza de las listas socialistas a las elecciones municipales de 2011. La alcaldable por el PSOE es licenciada en Derecho por la UMA, experta en Derecho Constitucional Sanitario y funcionaria del Cuerpo Superior de Administraciones Generales. De 2007 a 2011 fue la delegada del Gobierno de la Junta en Málaga.

Nos atiende en su despacho, con unas vistas envidiables a la Alcazaba. El ritmo frenético a su alrededor no para, y da la sensación que no se trata únicamente por encontrarnos en plena campaña de las Andaluzas. Tenemos treinta minutos (“Hoy encadenamos un compromiso tras otro”) para conocer su pensamiento un poco más.

Por Marta Espartero y Joselu Zafra


¿Qué recuerdos tiene de su época universitaria? Usted estudió Derecho aquí en Málaga.

Yo asistí a clase presencialmente dos cursos, el resto los hice examinándome y sin asistir porque trabajaba. Así que recuerdos físicos de mi etapa (ir, asistir a las clases…) de dos años. El resto, mis compañeros me grababan con una máquina un poco más antigua que esta (nuestra grabadora). Así que cuando estaban resfriados y tosían yo me acordaba de toda su generación (risas).

Mi experiencia es diferente a la que ha tenido otra gente que ha asistido. A pesar de eso, yo saqué mis cinco cursos con bastante buenos resultados. Pero lo que recuerdo era, imagínate, lo que es hoy un campus como el universitario que tiene calidad y espacio, yo estaba en los barracones de El Palo, que era donde se estudiaba Derecho. Así lo llamábamos. Afortunadamente en las facultades que están en Teatinos sí noto un gran cambio respecto a lo que yo viví. Aunque todavía quedan otras facultades que viven en otras circunstancias.

La siguiente pregunta iba a ser si se escaqueó mucho de las clases, pero deja de tener sentido.

A partir del tercer curso me escaqueé de todas (risas).

¿A cuánto estaba el botellín de cerveza cuando estudiaba?

Yo nunca bebí cerveza en esa etapa, porque yo me aficioné a la cerveza muy tarde. Ahora me estoy recuperando de todo lo que no bebí (risas). Así que no lo sé, pero sí recuerdo lógicamente que uno no se podía permitir apenas nada. Me puse a trabajar porque no podía permitirme simplemente estudiar.

¿Debería entonces regularse el botellón en la ciudad de Málaga?

Creo que hay que ofrecer alternativas al botellón. Es como si te dedicas sencillamente a curar la enfermedad y no a ver cómo la evitas. El botellón existe porque las alternativas para la gente joven son muy caras, imposibles o hay pocas. Yo prefiero atajar el problema en el inicio y no, de primera mano, procurar que desaparezca.

En ciudades como Granada hay un lugar donde se practica el botellón de manera legal.

Mientras siga existiendo el fenómeno botellón porque no hay otras alternativas al ocio donde la gente con poco dinero o casi ninguno se pueda divertir, hay que buscarle los espacios y entornos donde ni vecinos ni jóvenes se sientan mal. Pero yo no analizaría el botellón en sí, sino por qué no ofrecemos a la gente conciertos, sitios donde ensayar, alternativas nocturnas, algo más que un ticket para que te salga más barato el taxi para volver de copas… Hay una distancia entre hacer dos cositas puntuales –que no cambian la diversión de la gente ni los sitios donde sale– y buscar alternativas. En esta ciudad hay montones de gente en entornos de cultura: musicales, teatrales, de baile… artísticas de todo tipo. Aquí hay muchísimas cosas porque hay mucha afición. Si esto lo pusiéramos a disposición de que la gente lo disfrutara con muy bajo coste o casi gratis ofreciendo locales públicos que no cuesten para ensayos, para que la gente toque, para que asistan… Por eso te digo que el fenómeno botellón está estigmatizado: “La gente joven y el botellón”. Pues no, si es que la gente joven yo creo que tiene ganas de hacer muchas más cosas que irse de botellón.

Pero también irse de botellón.

Sí, claro, si no lo criminalizo. Pero creo que si ofrecemos otra alternativa no se producirá el efecto botellón. Habrá puntos donde la gente se congregue y beba en la calle. Eso también pasaba cuando yo tenía 15-16 años. El botellón no es un fenómeno de ahora, solo que ahora se hace masivo y concentrado. Pero esto ha existido toda la vida. Lo que yo digo que si procuramos que haya alternativas para que eso no sea un problema –que sea muy grande y en entornos urbanos donde moleste a la gente, donde se cree un problema de limpieza–. Genera un problema; lo otro es un grupo de amigos que queda en algún punto, se lleva sus botellas y se las bebe. Eso no es un problema. Hemos convertido al botellón en un problema político por falta de modelo alternativo.

En materia de transporte, ¿qué propuesta de bono plantea para aquellos estudiantes que se desplazan todos los días en metro?

Yo he propuesto unificar bus y metro con una sola tarjeta, he propuesto bajar la del autobús y he propuesto bajar la del metro, en lógica consecuencia. Ahora además, en el metro no existe el bono estudiante, frente a un bonobús estudiantil de la EMT (Empresa Malagueña de Transportes), que yo considero que sigue siendo caro de cara a los estudiantes. Considero que en estos momentos están “requetepenalizados” los estudiantes, porque pagan más tasas, porque las situaciones familiares son más duras… Por eso he propuesto en este momento esa bajada. Si el contexto fuera otro, pues no.

¿Debemos esperar en la Empresa Malagueña de Transportes algún cambio para estos años? ¿Quizás otra subida del billete sencillo, que en la actualidad se encuentra a 1,30€?

Hombre, yo espero que gobernemos desde otras siglas a partir de mayo (risas). Si siguiera el Partido Popular desde luego subiría, porque lo tenemos estudiado. En los últimos años ha subido todo. Se han congelado en la etapa preelectoral, pero cuando pasan las elecciones vuelven a subir. Aquí lleva veinte años el Partido Popular, con que los ciclos los hemos podido estudiar unas cuantas veces. No es que sepamos mucho, es que hemos podido observar que hay una cadencia, porque la circunstancia se ha dado.

Pero en el supuesto de una victoria socialista.

Ah, claro. Las propuestas que he mencionado anteriormente: la bajada del bono de estudiante, que hemos comparado con las de otras ciudades y hemos establecido hasta dónde podemos llegar. No hemos dicho “¡Vamos a bajarlo!”. Es una propuesta muy fácil bajar todo. Hemos estudiado las grandes ciudades, los tipos de bonos que existen y por eso nos hemos permitido compararlo con otros municipios con bonos más atractivos. Y, desde luego, impulsaré, aunque no es competencia municipal, que el metro tenga su propio bono.

De todas maneras hay otra cuestión a parte del precio. Y es una buena conexión. La gente va en metro porque el autobús no le da la misma satisfacción, en cuanto a puntualidad y tiempo. ¿Qué quiere esto decir? Que la EMT tiene mucho que mejorar en cuanto a puntualidad y tiempo. El ayuntamiento se queja de que les roba los usuarios el metro. Pues hazte competitivo y no te robarán clientela.

Quizás no se trata de competencia, sino de trabajar ambos codo con codo.

Por supuesto, pero yo he entrado en el discurso que se tiene en la actualidad con el metro. Yo creo que no solo no deben ser competencia, sino complementarios. ¿Cuánta gente necesita ir en autobús hasta una boca de metro? Se podría coger. Tú tienes que estar para complementar, para dar lo que el metro no da. El metro no lo puede dar todo y menos en una ciudad media como esta. De aquí a que llegue radial a Ciudad Jardín, al Palo… nos queda todavía un largo recorrido.

¿Alguna propuesta para aquellos estudiantes que viven en el área metropolitana pero no en el término municipal? Porque se ven obligados a realizar viajes combinados de autobuses interurbanos, EMT y metro.

Por eso proponemos una única tarjeta, que permita unos tiempos razonables con respecto al viaje.

¿Y si el estudiante ha de coger también el Cercanías? Pongamos que vive en Torremolinos.

Sería añadir otra administración a la ecuación. Ahora mismo nos lo estamos planteando con dos administraciones, que tienen que dar aún ese paso: combinar metro y autobús, como otras grandes ciudades hacen. Compartir tarjeta, y que si haces transbordo en un tiempo razonable no te cueste.

¿Nos podría adelantar algo de su programa electoral respecto al área de Juventud del ayuntamiento?

Alternativas de ocio, como ya he comentado; movilidad, he hablado de transporte pero creo que hay que hablar de mucho más que el autobús. Hay que hablar de más carriles bici. Creo que especialmente relevante para la gente joven. Esta ciudad está ampliando la red de carriles bici, pero dista de la de Sevilla o incluso de la de Córdoba o Zaragoza. Estamos en pañales. Vivimos la situación como “Madre mía, cuántos carriles hay”, “cuántas estaciones de bici de alquiler”, que por cierto, son las mismas bicis pero con más estaciones. No hemos aumentado el número ni en una bici. Hay una política de fachada, parece que se hace mucho pero el efecto real: tú no puedes coger una bici para ir al Palo.

Si aumenta el número de carriles bici hay una serie de puntos problemáticos en la ciudad que deberían ser tenidos en cuenta, como pasó en la zona de los Baños del Carmen.

Otro ejemplo es la puerta del Ayuntamiento. Si observáis, termina el carril bici y hay una falla. Así termina, no te permite otra cosa, ni incorporarte al Paseo del Parque. Incluso en la misma puerta del Ayuntamiento te encuentras un desnivel. Es muy gráfico. Es simbólico porque yo cojo la bici y sé lo que son las curvas imposibles en el Paseo Marítimo del Oeste. Es muy grande y sin embargo hay curvas que al de enfrente te lo comes. He propuesto que antes que crecer en carriles bici mejoremos los existentes. Pero mi aspiración es hacer más kilómetros. Porque si no serían sitios de paseo, no de transporte.

He dicho movilidad, he dicho ocio… Me falta una pieza clave: espacios deportivos, musicales y culturales. Del Cortijo de Torres hay que hacer un espacio permanente para la Feria, no montar y desmontar, y durante el resto del año que sirva como locales de ensayo, asociaciones juveniles… Espacios donde la gente vaya y no molesta al no haber vecinos alrededor. Son naves que no cuestan mucho económicamente mantenerlas. Se presta muy especialmente a usarse como espacios para la gente joven.

Gámez en las oficinas municipales socialistas || ISABEL RUIZ
Gámez en las oficinas municipales socialistas || ISABEL RUIZ

De los programas actuales que hay en el Área de Juventud, ¿cuáles está dispuesta a estudiar y cambiar?

Me preocupa bastante un problema que no es solo de Málaga, sino de toda España: el consumo de alcohol entre la gente más joven. No criminalizo el botellón pero sí creo, y hay estudios que lo demuestran, que estamos en una peligrosa tasa de problemas de la gente joven y el alcoholismo. El consumo masivo, personas que terminan alcoholizándose sin darse cuenta. Me pareció muy mal que La Equitativa tuviera un pedazo de anuncio de una bebida alcohólica, porque existe una norma en este Ayuntamiento que dice que los autobuses municipales no pueden llevar publicidad alcohólica. ¿A mí qué me importa un autobús si estoy viendo un cartelón enorme que ve toda Málaga? Es decir, no es congruente con una política que debe ir hacia un sentido. Si se puso esa norma en la EMT fue porque lo ven niños. No deben ver una publicidad alcohólica. De hecho está también prohibido en los entornos escolares. Y ahora tenemos La Equitativa allí, para que lo vea toda la ciudad. Yo protesté por eso, no conseguí que se quitara, creo que incluso está prohibido legalmente pero interpretaron que no.

En definitiva, creo que el problema del alcohol, aunque en el Ayuntamiento no se tienen todas las herramientas al ser legislación nacional y competencia de otras administraciones, sí se puede decidir qué se publicita, dónde introducir alternativas para que eso no se convierta en un problema. Desde el consistorio tenemos que ser más éticos en determinadas adicciones que estamos viendo con los estudios que no es broma, no es baladí. Es un problema que terminará siendo muy serio.

¿Se encuentra el Área de Juventud realmente conectada con los jóvenes de la ciudad?

Yo creo que no. ¿Qué joven hoy hace uso del ocio que ofrece el Área de Juventud? Si lo estudiáramos, qué sería, ¿un 1%, un 5%? Vayámonos a un 10%, y ya estaríamos exagerando. ¿Qué quiere decir esto? Que no es la Administración a la que un joven recurre, ni dice “es mi Área de Juventud la que me ofrece un bono tal para acudir a cierto evento, museo o lo que sea”. No es quien precisamente le está dando un servicio que le identifique a los jóvenes.

Quizás no se trata del programa en sí, sino de dar publicidad a ese programa.

No, yo creo que es más programa, no problema de la publicidad. Te pongo un ejemplo: en esta ciudad una persona mayor tiene, de su Ayuntamiento, quinientos recursos entre peñas, día del mayor, la caminata no sé qué, centros de mayores… Y todavía se le podría dar más, es cierto. Espacios dedicados a ellos. ¿Dónde están los espacios para los jóvenes? No hay. ¿Por qué un Ayuntamiento que está para todos tiene doscientos y pico parques infantiles (algunos en muy mal estado, pero bueno), un montón de cosas para niños de 0 a 5 años, pero para niños más grandes solo tiene un skatepark (que ahora afortunadamente está abierto, de pago, eso sí), otro en Teatinos (muy regular) y cuando te vas a la franja de 18 a 30 hasta que tú ya, supuestamente, no necesitas actividades especiales sino que tienes tu trabajo, tu tal… no hay nada? Lo que digo es que no es que falte publicidad, sino que está, creo yo que con intereses electorales, prestando muchos servicios a determinadas franjas de la población.

¿Las mayoritarias?

Por razón de edad, sí. Y faltan lugares, porque hay mayores que no tienen su sitio donde estar. Y me parece muy bien, no lo critico, lo que digo es que hay una descompensación para los jóvenes. Para ellos hay muy poco o nada. Tienes que ser o niño o mayor, porque todo lo que te muevas en medio… servicios municipales pocos, muy pocos.

Acercándonos a la UMA ahora, ¿qué relaciones ha mantenido con la Universidad desde la oposición?

Muy buenas. De hecho, nosotros hemos apoyado a la UMA con nuestra iniciativa en este pleno defendiéndola en una ocasión que el alcalde viajó a Nueva York e hizo una crítica a la Universidad de Málaga. Lo reprobamos públicamente como oposición, defendimos el buen nombre de la UMA. ¿En qué sentido? Pues que la Universidad puede mejorar, sabemos que no está en el ránking de las mejores universidades, como no están tantas otras españolas, pero creemos que es una universidad que está sacando gente muy bien formada y la prueba la tenemos en que [los estudiantes] se los quedan las buenas empresas, incluso se los quedan empresas extranjeras. El problema es que seguramente podrá hacer más cosas. Pero como grupo socialista en la oposición hemos defendido que la Universidad de Málaga tendría que servir de algo más para esta ciudad, incluso para dar soluciones a los problemas de la ciudad con sus investigaciones y acciones. ¿Por qué no el fenómeno de las drogas y las adicciones se estudia desde la Universidad, que tenemos gente en la UMA que está en esas áreas? ¿Por qué el problema de la limpieza no lo estudia gente muy preparada medioambientalmente? ¿Por qué el problema de las riadas, inundaciones y reforestación también? ¿Por qué la Universidad no está ahí para dar respuesta a los problemas de la ciudad? Pues no, se encarga un estudio a consultoras externas.

En el Consejo Social, órgano que enlaza a la Universidad con las empresas y sociedad, ¿cree ud. que con un solo alumno están debidamente representados los problemas de los universitarios? Está formado por más de veinte personas.

Bueno, no sé si eso es poco. No lo sé. No me atrevería a decirlo porque, claro, tendrías que medir en función del número de estudiantes que hay (unos cuarenta y tantos mil).

También hay compañeros suyos del PSOE en el Consejo Social, como Marisol Luque, que durante varios años fue presidenta de FDAPA (Federación Democrática de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado de la provincia de Málaga por la Escuela Pública) y es activa en la agrupación del PSOE de Mijas; o Rafael Ballesteros, diputado por Málaga en el Congreso desde 1977 hasta 1996. Son, respectivamente, secretaria y vocal. Con tantos miembros con peso político y pocos estudiantes representados, ¿es un órgano eficaz?

(Se queda callada unos segundos) Bueno, es un órgano consultivo. No pretende ser eficaz, el órgano es de consulta. No pretende sacar resultados, pretende que lo que decide o propone lo ejecute quien tiene posibilidades para ejecutarlo. Por lo tanto, yo no le culparía la eficacia al Consejo, que todo lo más que hace es dar su opinión.

¿Pero la opinión de los alumnos se ve fielmente reflejada con un alumno representando a cuarenta mil?

Para que el Consejo Social funcione mejor tendría que (se interrumpe). A mí me daría igual si hubiera siete alumnos o uno si al final se toma poco en cuenta las decisiones, los “consejos” o las recomendaciones del Consejo Social. Yo creo que hay que darle más vida a este órgano y más vinculación a lo que dice y opina. Porque ya te digo, el número… si hubiera trescientos y no le hacen ni caso al Consejo Social, ¿de qué te sirve?

Es decir, hay que reforzar los órganos de participación ciudadana en esta ciudad. En Málaga se hizo la plaza de Camas y no le gustó a ningún vecino. Nadie les preguntó, o si les preguntaron no les hicieron caso a lo que querían. Hay un déficit de participación. Tú puedes tener todos los órganos que quieran, que si no les hacen ni caso pues es maquillaje. Yo apuesto, y lo llevo en mi programa y lo he defendido todos estos años, por participación efectiva. No puedes hacer una plaza si no hay un informe que diga que has consultado a los vecinos de aquí, a los comerciantes de allí, quieren esto y de esto podemos hacer esto. Pero justifico qué es lo que me han pedido, a qué me puedo ajustar y por qué no acepto tales cosas porque técnicamente es inviable o mil motivos más. Y así haríamos las cosas en la ciudad con sentido. Propongo por lo tanto, en conclusión, una participación más efectiva más que llenarnos de órganos con x número, pocos o muchos, que no llevan a nada.

María Gámez || ISABEL RUIZ
María Gámez || ISABEL RUIZ

Desde el PSOE-A se han comprometido a, y citamos textualmente el programa de las elecciones andaluzas, que “garantizaremos la financiación de los grados universitarios de manera que la Universidad andaluza no se vea obligada a implantar la reforma aprobada desde Madrid que les permite ofertar grados de tres años más dos años de máster”. ¿Qué opina sobre la nueva medida?

Estoy absolutamente en contra del 3+2. Porque, sencillamente, esto va a expulsar a mucha gente de la Universidad o la que sale va a estar degradada porque cursará solo los tres primeros años y no podrá hacer los otros dos. En definitiva, hemos visto que es una barrera más a la igualdad de oportunidades, y por tanto estoy en desacuerdo.

¿Usted cómo se posiciona ante el caos de la escuela de hostelería de La Cónsula?

Lo he defendido públicamente y en el pleno de este ayuntamiento, que a mí no me parece presentable que ocurra esto. Conozco cuáles son las dificultades: que ha habido un cambio de modelo que ha ocasionado que haya esa distorsión y esa situación indeseable. Esa es la explicación, pero yo no puedo compartir que eso esté así. Yo me he manifestado públicamente a favor de las demandas de esos estudiantes. Me parece que llevan razón. ¿Existen problemas? Sí. ¿Se van a arreglar cuanto antes? También. Existe un compromiso de la Junta, de la presidenta, de que se va a arreglar en días. Pero es indeseable que pase esto. No obstante, quien creó la escuela, quien ha dado a esta tierra los magníficos profesionales que tenemos ha sido la Junta de Andalucía. Lo digo para que no parezca solo que oye, aquí hay un problema y qué mal lo está haciendo la Junta. Puntualmente tienen una situación mala que hay que corregir, por esto te digo que le doy la razón a los alumnos pero oiga, entendamos que aquí ha habido una política de apoyo a la creación de escuelas de hostelería que ha sido obra de la propia Junta de Andalucía, que hay que resaltarlo también.

¿Ve viable un posible fondo, desde el Ayuntamiento, de ayuda para los estudiantes que no lleguen a pagar la matrícula y se vean obligados a abandonar la universidad o simplemente matricularse en otro grado porque les sale más asequible que pagar una segunda matriculación?

De hecho, llevamos una iniciativa para que eso existiera y se creó un pequeño fondo (que se quedó, para nuestro juicio, muy corto por parte del Ayuntamiento) porque fue una propuesta del PSOE. Tanto nos parece bien que lo propusimos, se creó y existe. Eso lo reivindicamos cuando empezó el tema de reducción de becas y subida de tasas. En ese clima, hace alrededor de un año, conseguimos que esa iniciativa se aprobara.

Para ir finalizando, ¿qué piensa del sentir político de los jóvenes de la ciudad? ¿Cree que la apoyan o se decantan por otros partidos?

Pues mira, no lo sé porque no hay ningún estudio serio que diga dónde están los jóvenes políticamente. Sí tengo una intuición: son mayoritariamente progresistas. ¿Eso significa que son del PSOE, que son de Podemos, de Izquierda Unida, que sean de PACMA? Pues no lo sé. Pero sí sé, o mejor dicho, sí intuyo que están desde luego en contra de los modelos neoliberales y conservadores de este país, de este municipio.

¿La primera medida relacionada con la juventud que tomará si es alcaldesa?

Las que he comentado. La creación de espacios de cultura, ocio y deporte como alternativa me parecen fundamentales. Y el abaratamiento del bonobús lo considero fundamental, porque estudiar es lo primero. Es una obligación. Esas son las dos cuestiones.

¿Y respecto al barrio del Soho, el gran proyecto cultural? Ahora mismo sabemos que es el segundo espacio de la ciudad con el metro cuadrado más caro y, sin embargo, se crearon propuestas para jóvenes que no fraguaron. Pese a la inversión, están totalmente desconectados.

Fue una propuesta artificial. Uno no puede crear el Soho. El Soho tiene que brotar y tú apoyarlo. Eso fue una creación artificial por parte del Ayuntamiento, además sin contar con la gente que quería hacer brotar el Soho, porque sí había un movimiento. Lo hizo desde fuera, como una intervención: “vengo y esto va a ser Soho por narices o por decreto”. Eso no suele funcionar. Creo que hay que apoyar lo que existe y brota de manera natural. Por ejemplo: en Las Lagunillas. Muy degradado, todo lo que tú quieras, una zona muy degradada, muy empobrecida pero allí está surgiendo, hay un brote de ciertos artesanos, artistas. Hay que apoyarlo.

En la ciudad hay una movida cultural bastante fuerte formada por instituciones y asociaciones pequeñas como el Colectivo CROMA o La Casa Amarilla. Estas, sin embargo, no se ven tan favorecidas en la actualidad por el Ayuntamiento como museos de grandes marcas.

Nada favorecidas, nada. Casa Sostoa, Villapuchero, Los Interventores… los conozco a todos. He hecho propuestas a favor de estos espacios alternativos, autogestionados. Creo, además, que es bueno que se autogestionen, que no hace falta inyectarles dinero permanentemente. La autogestión es muy buena. Ahora, hay que darle facilidades. Una de mis propuestas para las facilidades en el entorno de lo que es arte contemporáneo (porque, básicamente, estas asociaciones se inscriben en el ámbito del arte contemporáneo) es darle la cárcel de la Cruz de Humilladero.

Al colectivo MASA.

Efectivamente, está el colectivo MASA detrás, o dentro, o participando. Lo he propuesto y, de hecho, el alcalde lo comprometió inmediatamente después de que nosotros lo propusiéramos. Vamos, una publicación mía en el Sur y días después el alcalde diciendo “vamos a hacer esto”.

¿Para llevar a cabo todas las propuestas que nos ha comentado estaría dispuesta a pactar con otros partidos aquí, en la alcaldía de Málaga?

Esa pregunta está como muy de moda, porque todo el mundo dice “terminarán pactando porque nadie va a tener mayoría absoluta” pero imaginad que para ti, que eres un artista, te (nos interrumpe el jefe de prensa, entra en la habitación para recordarnos que nuestros treinta minutos están a punto de finalizar). Te iba a poner el ejemplo de que tú que eres un artista en tonos azules, y tu base y tu filosofía es que te gusta pintar en azul y yo te digo que tienes que ir metiendo blanco o rojo de vez en cuando. Tú dices “bueno, pero si es que mi filosofía es esta. Si no tengo más narices para vender cuadros que pintar de vez en cuando con otro color pues ya lo veremos”. Pero de partida, cuando a alguien le pregunta a un partido político con quién pactaría dice “no me preguntes. Lo que ocurra ya lo administraremos”. Mi objetivo y mi filosofía es cumplir mi programa. Todo lo que os he dicho lo quiero cumplir. Si pacto pues a lo mejor Cultura lo lleva X partido. ¿Cómo no voy a querer yo cumplir lo mío? Intentaré asociarme con quien mejor me lleve para que se parezca lo más posible a lo que yo quiero. Pero te quiero decir que, como punto de partida, yo no quiero pactar. Yo quiero gobernar. Con la máxima libertad o con apoyos puntuales. Pero así, de primeras, pues no. Después la realidad ya se verá. No desde luego todo vale para gobernar, ni aceptaré cualquier pacto ni cualquier partido por la mera cuestión de gobernar esta ciudad.

Si te gusta, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *