Más de 600 umeños en movilidad no tuvieron derecho a voto en las elecciones a Rectorado

Junta Electoral de la UMA. Sesión del 30 de octubre de 2015. Página 2. Apartado voto anticipado. Última línea: “el voto por correo no es posible”. Y ahí yacen las ansias democráticas de los umeños que se encuentran, durante la celebración de las elecciones a Rectorado, en movilidad.

El voto por correo no se contempla entre las posibilidades democráticas, por los que los alumnos de movilidad (Erasmus, Sicue, Convocatoria Única y demás becados) no pudieron ejercer su derecho a voto en las elecciones a rector de la UMA, pese a cumplir con los requisitos del censo de alumnos.

Si bien es cierto que 600 alumnos es un número irrisorio en comparación con el censo completo de alumnos de la UMA (37.158, un 1’6%), significaría lo suficiente para darle la victoria a cualquiera de los dos candidatos que quedaron por detrás de Narváez en el sector alumnos en la primera vuelta: Ernesto Pimentel, el más votado por los umeños, se quedó a 608 votos del rector en funciones.

narvaezvota-2

Los candidatos comentaron esta carencia democrática en su encuentro digital con el diario Málaga Hoy. “Habría que articular alguna forma de hacer posible el voto por correo”, comenta Ernesto Pimentel, que se quedó a las puertas del Rectorado en la segunda vuelta de estas elecciones. Narváez señala que en su programa ya planteaba una solución: “proponemos la implantación del sistema de voto electrónico, con lo cual será la última vez que no pueda votar estando fuera de Málaga”. Miguel de Aguilera fue más allá, y señalaba que “hay más carencias democráticas en el proceso electoral que han diseñado”, aunque añade que la normativa electoral ya está en vigor, y en estas elecciones “no se podrá solventar esto”.

Si te gusta, comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn

joseluzafra

Periodista y estudiante (espero que esto nunca cambie). Me considero un humilde crack al que le encanta la pizza, el rock, la cerveza y la pizza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *